El valor de marca del que hablo hoy – neutralidad de género – es quizás el que más dudas pueda causar en la gente. 


La GÉNERO-NEUTRALIDAD o neutralidad de género es la idea de que las políticas, el lenguaje y otras instituciones sociales (estructuras sociales, roles de género o identidad de género) deben evitar distinguir roles según el sexo o el género de las personas, a fin de evitar la discriminación derivada de la impresión de que existen roles sociales para los que un género es más adecuado que otro (Wikipédia, s.f.)

¿Cómo aplico, en la práctica, ese valor a PELL D’ARBRE? Por un lado intento usar un lenguaje neutro y por otro no hago categorización de productos según género. En ambos casos lo hago porque no creo que deba asumir el género de las personas que me leen ni dictar que determinados productos sólo deban servir a personas de un determinado género binário. Primero porque esa distinción me parece muy descabellada y segundo porque reconozco la existencia de múltiples géneros e identidades de género. 


¿Qué te parece la neutralidad de género? Para mi su aplicación es una de las prácticas esenciales para garantizar igualdad, inclusión y justicia. 

Si te apetece leer un poco más sobre como diseño teniendo en cuenta la neutralidad de género y las razones por las que este es uno de los valores fundamentales de Pell d’Arbre pincha aquí.

Author Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.