La marca nació de una necesidad de expresión creativa personal y de la voluntad de trabajar con el corcho de una forma eficiente y más sostenible.

Los primeros productos fueron creados en noviembre de 2017 y presentados en la Feria Vegana de Valencia en una edición especial de navidad. La aceptación fue muy buena lo que hizo que Pell d’Arbre siguiera creciendo, aunque siempre muy despacio debido de que todo lo hace una sola persona que no solo se dedica a la marca.

En 2018 y 2019 Pell d’Arbre participó en varios eventos sobre veganismo, sostenibilidad, diseño y artesanía. 

En 2020 vino el COVID19 y apesar de ser un año muy escaso en eventos hubo finalmente tiempo para aplicar el trabajo y el amor necesarios para crear esta pagina web y tienda online.